Lentes Intraoculares Fáquicas

¿Qué son y que Qué tipos de lentes fáquicas existen?

Las lentes intraoculares fáquicas son lentes intraoculares que no se colocan sustituyendo al cristalino natural sino además de él. En función de los tipos que sean se colocarán ancladas al iris (cámara anterior) o entre el iris y el cristalino (sulcus ciliar)

Actualmente existen dos tipos de lentes fáquicas: la lente VISIAN ICL o la VERISYSE.

La Visian ICL (Implantable Collamer Lens) es una lente fabricada con un material flexible llamado colámero, biocompatible con el globo ocular. Puesto que la lente puede doblarse con facilidad, la intervención quirúrgica se vuelve más sencilla ya que se realizan cortes corneales muy pequeños. Está comercializada por STAAR Surgical y va situada en la cámara posterior del ojo, justo por detrás del iris.  Consecuentemente, no es perceptible a simple vista. Tan sólo puede ser detectada por un profesional mediante lámpara de hendidura. Con este tipo de lente se puede tratar la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

lente visian icl

imagen de lente visian icl implantada

La lente Verisyse, en cambio, está fabricada con un material más rígido, llamado PMMA (polimetilmetacrilato). Existe también la lente Veriflex, una versión plegable, fabricada con un material llamado Polisiloxano y que permite realizar incisiones corneales más pequeñas. Ambas van implantadas en la cámara anterior y ancladas al iris.

Aparentemente puede notarse que el paciente tratado con Verisyse o Veriflex lleva una lente en la parte anterior del ojo, aunque es prácticamente imperceptible. Con esta lente se puede tratar la miopía y el astigmatismo.

lente verisyse

imagen lente Verisyse

¿En qué consiste el procedimiento?¿Es seguro?¿Qué puede usted esperar de las lentes intraoculares fáquicas?

ANTES DE LA CIRUGÍA:

En el caso de ser usuario de lentes de contacto, usted debe dejar de llevarlas como mínimo una semana antes del examen visual que se realiza antes de la operación. Las lentes de contacto pueden modificar la curvatura de la córnea y es imprescindible que ésta recupere su estado natural para que no surjan errores de refracción o de cálculo.

Es posible que el cirujano le cite una o dos semanas antes de la cirugía para realizar iridotomías con láser YAG tan sólo para los pacientes que quieran tratar su hipermetropía con ICL, como medida de prevención. Se trata de crear una pequeña apertura en el borde del iris para que el humor acuoso pueda circular correctamente. De esta manera, se intenta prevenir un posible aumento de la presión intraocular (PIO) después de la cirugía. Este procedimiento se realiza en la consulta de su oftalmólogo, es rápido e indoloro. Actualmente existe una versión de lente ICL llamada “aqua flow”, la cual se considera un progreso muy importante en el mercado de las lentes intraoculares ya que evita tener que realizar las iridotomías en los pacientes que se quieran tratar de miopía y de astigmatismo. De esta manera, la PIO se mantiene estable y además el constante intercambio de humor acuoso entre los medios oculares reduce considerablemente el riesgo de desarrollar una catarata secundaria. A los pacientes hipermétropes se les debe seguir realizando la iridotomía por precaución.

EL DÍA DE LA CIRUGÍA:

El procedimiento con lentes fáquicas dura unos 10 minutos en manos de un cirujano experimentado y es necesario que el paciente venga acompañado por alguien de confianza, ya que al finalizar la cirugía no se debe ni conducir ni desplazarse solo.

En primer lugar se le aplican gotas para anestesiar el ojo y aliviar cualquier molestia durante el procedimiento. En algunas ocasiones es posible utilizar sedantes para ayudar a la relajación.

A continuación se realizan las incisiones corneales. La longitud de la incisión para una lente Verisyse es 6 mm y para Veriflex de 3,2 mm. En el caso de la Visian ICL, en cambio, la incisión es más pequeña, de unos 2,8 mm.

Las lente Verisyse y Veriflex se colocan en la cámara anterior del ojo. La lente Visian ICL va colocada en la cámara posterior, entre el iris y el cristalino. Una vez insertada, la lente se despliega dentro del ojo. Tan sólo requiere sutura la cornea tratada con lente Verisyse.

Finalmente, en algunas ocasiones se coloca un protector ocular que debe ser llevado uno o dos días después del procedimiento. El cirujano le recetará gotas antibióticas y antiinflamatorias para que se administren en casa los días posteriores a la cirugía.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA:

Los pacientes notan una mejoría de la visión inmediatamente después del procedimiento con lentes fáquicas. De todas formas, es posible que noten la visión un poco nublada o borrosa e incluso un aumento de la sensibilidad a la luz los primeros días después de la intervención. En algunas ocasiones se necesitan entre dos a cuatro semanas para que la visión se vuelva estable. En general, la recuperación con la lente Visian ICL es más rápida que con Verisyse. Las molestias suelen ser mínimas durante el post-operatorio, aunque a veces usted puede notar el ojo seco o sensación de cuerpo extraño.

Es necesario realizar una primera visita de seguimiento el día después de la operación. Además, es esencial que usted siga las instrucciones que le dará el cirujano con el cuidado ocular y ser estricto con la medicación recetada. No debe olvidar los siguientes chequeos médicos para ayudar a evitar cualquier complicación. No se debe frotar el ojo, levantar objetos pesados o participar en actividades físicas hasta que el ojo esté sanado por completo.

En general la mayoría de personas pueden incorporarse inmediatamente a su vida diaria siempre y cuando se mantenga la precaución y se sigan todas las instrucciones dadas por el oftalmólogo.

¿Es usted un candidato para esta técnica de implante intraocular?

Los candidatos para la implantación de lentes fáquicas son aquellos que desean prescindir de sus gafas, que quieren alcanzar una calidad visual óptima y que por el motivo que sea no pueden o no quieren ser sometidos a cirugía láser. La lente está pensada para permanecer en el ojo de forma indefinida.

¿Qué pasa si tras ser implantarme una Lente Intraocular Fáquica aparece una catarata?

Ningún problema. La gran ventaja de esta técnica es que es totalmente reversible. La lente puede ser explantada mediante un procedimiento igual de sencillo que el que se utiliza para implantarla. De esa manera, se puede proceder a una cirugía normal de catarata en la cual se sustituye el cristalino una otra lente intraocular.

Es importante destacar que la cirugía láser no es reversible y que además modifica permanentemente la curvatura de la córnea.

No dude en acudir a un oftalmólogo especializado para realizar un estudio completo y pedir más información al respecto. De esa manera le podrán aconsejar cual es la mejor opción para usted.




 
Pregúntenos sus dudas...Cuéntenos su caso.
Le responderá un cirujano oftalmólogo experto. (Verá la respuesta en respuestas del cirujano oftalmólogo).