PreguntasCategoria: Lentes IntraocularesAstigmatismo tras operación con Lente ICL

Astigmatismo tras operación con Lente ICL

18 agosto, 2015
participante

He sido operado con lente icl de miopia y astigmatismo pero en uno de los ojos me he quedado parte de astigmatismo.  Esto se podria corregir de alguna manera? Tengo la córnea en el ojo afectado muy fina por lo que no soy candidato a laser.

1 Respuestas
Avatarcirujano |  answered 4 años ago

Estimado usuario,

El motivo por el cual se decide implantar una lente ICL es en muchas ocasiones la imposibilidad de realizar una cirugía laser por el hecho de tener una cornea muy fina. El espesor necesario se valora en base a la cantidad de dioptrías que hay que corregir. Es posible que cuando se hizo el examen preoperatorio, con la cantidad de dioptrías que usted tenía antes de implantar la ICL (miopía y astigmatismo) no tuviera córnea suficiente y de ahí la elección de implantar una lente fáquica.

Tras esta cirugía, si le queda un astigmatismo residual, una de las maneras más fáciles de corregirlo es a través del láser. Sería necesario valorar el grado de este astigmatismo con respecto a su espesor corneal (que no ha sido modificado durante la intervención ICL). Si ya ha consultado con un oftalmólogo que ese grado de astigmatismo no se puede corregir por tener poco tejido corneal, entonces es cierto que no es un candidato al laser.

Otra opción sería valorar la realización de incisiones arcuatas,  un tratamiento que se realiza para reducir el astigmatismo corneal.  Las corneas con astigmatismo tienen un meridiano más curvado que el otro. Para corregirlo, es posible realizar unas incisiones para aplanar la córnea en el meridiano más curvado. Esta incisión tiene una forma de arco y hoy en día es posible realizarlas mediante de un laser de femtosegundo, que consigue una mayor precisión y mejores resultados.

Si realmente no se puede hacer el laser y el astigmatismo residual que tiene le incomoda mucho, en ocasiones se valora cambiar la lente ICL por otra con una nueva refracción, corrigiendo esta refracción residual. No es una solución que se haga frecuentemente a menos que sea un caso extremo en el que el resultado visual no es satisfactorio. Además, extraer esta lente e implantar otra supone pasar de nuevo por los riesgos de la cirugía intraocular que, aunque son mínimos, existen.

Le recomendamos que hable con su oftalmólogo para valorar de nuevo un tratamiento laser con su nueva refracción postoperatoria.