Riesgos y Peligros de la Operación de Cataratas

Muchas personas nos contactan por su miedo a los riesgos y complicaciones que pueden darse por la operación de cataratas (sobre todo después de leer el consentimiento informado), pretenden retrasar la cirugía todo lo posible incluso cuando padecen una pérdida de visión notable debido a la catarata. Como en todo en la vida, siempre hay riesgo, lo que varía es la probabilidad de que se dé el suceso que tememos. En función de esta probabilidad consideramos que hay seguridad y no nos preocupamos. Pues bien en el caso de la cirugía de cataratas podemos decir que es la cirugía que más se lleva a cabo en el mundo (excluyendo la asociada al parto) y que para los oftalmólogos con experiencia es un procedimiento absolutamente rutinario, es una cirugía extraordinariamente segura.

¿Qué se le hace al ojo durante la cirugía?

La cirugía de cataratas es el procedimiento en el cuál se sustituye el cristalino opacificado por una lente intraocular. La cirugía de cataratas, hoy en día permite en muchos casos la corrección de errores refractivos con el objetivo de que el paciente obtenga muy buena calidad visual a todas las distancias (en visión de lejos, intermedia y de cerca), mediante la implantación de lentes intraoculares de tipo Premium multifocal.Durante este proceso se actúa sobre el ojo:

Se le hacen incisiones en la córnea:

En la cirugía de cataratas se realiza una pequeña incisión en la córnea por donde se introducirá el instrumental necesario para realizar la extracción del cristalino con catarata e introducir la lente intraocular que se colocará en su lugar. Además, normalmente se realizan otras 2 incisiones todavía más pequeñas, por las que el cirujano introducirá el instrumental adicional para ayudarse durante la intervención.

Se le inyectan sustancias:

  • Un material viscolástico para proteger el endotelio corneal (cara posterior de la cornea) de la instrumentación quirúrgica.
  • Un líquido para irrigar y separar el cristalino de su cápsula (hay que tener en cuenta que la cápsula posterior del cristalino permanecerá tras la operación de cataratas).

Se retira tanto la capsula anterior como el cristalino opacificado:

Para retirar el cristalino se retira mediante láser o manualmente la cápsula (piel del cristalino) anterior. Posteriormente se fragmenta el cristalino (con láser y ultrasonidos o sólo con ultrasonidos) y se aspiran los fragmentos.

Se le aplica energía al ojo:

Hay que tener en cuenta que el cristalino cataratas puede llegar a estar bastante endurecido, para poder dividir (romper en pequeños trozos) algo que es duro hay que aplicar una energía. Esta energía puede aplicarse mediante un láser de femtosegundo (cirugía láser de cataratas) o ultrasonidos (cirugía tradicional).

Se inserta un elemento artificial, la lente intraocular, en sustitución del cristalino cataratoso:

En el interior del ojo pasa a haber un nuevo elemento en su interior. Gracias a la tecnología de las lentes intraoculares de hoy en día la biocompatibilidad de estos implantes intraoculares es total..

Al tratarse de cirugía intraocular y teniendo en cuenta las acciones descritas, como en cualquier otra intervención puede producirse alguna complicación. Si bien, si se está en manos de un cirujano experto la cirugía de cataratas es una intervención muy segura, asociada a muy pocos riesgos o complicaciones y con una probabilidad muy inferior en relación con otras intervenciones.

COMPLICACIONES QUE PUEDEN DARSE TRAS LA CIRUGÍA DE CATARATAS

A pesar de que la mejora de la tecnología y la introducción del Femtofaco han permitido disminuir las complicaciones durante la cirugía de cataratas, es necesario tenerlas en cuenta ya que muy probablemente aparecerán en el consentimiento informado cuando lo usted o su familiar lo tenga que firmar. La presencia de complicaciones en cirugía de cataratas es mínima.

Complicaciones Intraoperatorias de la operación de cataratas:

En contadas ocasiones las estructuras intraoculares no toleran bien alguna de las maniobras que acabamos de señalar.

  • Lesión (rotura, desgarro, etc) en la cápsula posterior del cristalino: cuando se produce, da lugar a que el humor vítreo se filtre al interior del saco capsular, es necesario ampliar la cirugía con una “vitrectomía anterior”. Si la rotura de la cápsula tiene lugar en las fases iniciales de la cirugía en también puede ser necesaria una vitrectomía posterior. Cuando se da esta complicación intraoperatoria no siempre se puede implantar la lente intraocular que se había previsto.
  • Anomalía-deterioro en las zónulas: Las zónulas son las fibras que estabilizan el cristalino y que transmiten la presión al  cristalino para acomodar cuando éste es joven. Cuando estas fibras no están normales es necesaria adaptar la colocación de la lente intraocular a esta situación.

Complicaciones en el postoperatorio temprano de la operación de cataratas (Son todas temporales):

  • Hematomas: En ocasiones pueden producirse hematomas alrededor de la superficie ocular. Normalmente la presencia hematomas desaparece sin la necesidad de que el oftalmólogo prescriba ninguna medicación.
  • Filtraciones en la incisión. En las revisiones postoperatorias después de la intervención, además de valorar la calidad visual, se valorará el estado de la incisión realizada. En ocasiones pueden producirse filtraciones en la incisión. A veces las filtraciones pueden producir riesgo de infección, pero con las revisiones postoperatorias el oftalmólogo elegirá el mejor tratamiento a seguir. Normalmente en el caso de que se produjeran filtraciones se procedería a realizar algún punto en la incisión, o incluso a la adaptación de lentes de contacto terapéuticas.
  • Edema corneal: La presencia de edema corneal (líquido en la córnea) se ha reducido considerablemente en las intervenciones que se utiliza el FemtoFaco (operación laser de cataratas).
  • Incremento de la presión intraocular: Normalmente no se produce incremento de la presión intraocular después de la intervención. Si se produce puede deberse a procesos inflamatorios o hemorragias en el interior del globo ocular. El principal tratamiento irá destinado a disminuir la inflamación, la hemorragia y la subida de tensión ocular.
  • Endoftalmitis: La endoftalmitis es la infección más severa que puede producirse en la fase temprana tras la intervención de cataratas, aunque su ratio de incidencia es extraordinariamente pequeño. Con el objetivo de prevenirla, se administran antibióticos tanto previamente a la intervención, en la propia intervención, como postoperatoriamente.

Complicaciones en el postoperatorio de la operación de cataratas pasado cierto tiempo:

  • Edema macular cistoide En ocasiones, en las semanas posteriores a la realización de la cirugía de cataratas se puede producir lo que se conoce como edema macular cistoide en el que la mácula se inflama.
  • Descentramiento de la lente intraocular: En algunas ocasiones pueden producirse descentramientos de la lente intraocular. Los descentramientos o rotación de las lentes intraoculares para corregir el astigmatismo, producirán mala visión. El cirujano evaluará el motivo por el que se produce la mala calidad visual, y se planificará una segunda intervención con el objetivo de posicionar la lente intraocular correctamente.
  • Desprendimiento de vítreo posterior: En el interior del globo ocular tenemos una sustancia entre el cristalino y la retina que se denomina humor vítreo. En ocasiones, después de la cirugía de cataratas puede producirse un desprendimiento en la zona posterior del vítreo, por lo que el paciente referirá presencia de moscas volantes. Las moscas volantes o miodesopsias son partículas que están flotando en el interior del globo ocular, pero se visualizan como consecuencia de la sombra proyectada en la retina. Ante la presencia de moscas volantes después de cirugía de cataratas, el paciente deberá acudir al oftalmólogo para que le revise el fondo de ojo y comprobar si ha sido o no dañada la retina.
    Sin embargo, como hemos publicado en un post anterior, la presencia de moscas volantes después de la operación, no es siempre una complicación asociada al desprendimiento de vítreo que pueda darse tras la cirugía de cataratas. Ni tampoco puede afirmarse con total certeza que de producirse el desprendimiento de vítreo, este haya sido causado por la operación. En cualquier caso será necesario una revisión oftalmológica para aclarar el motivo de su aparición.
  • Desprendimiento de retina: En los pacientes muy miopes como consecuencia de que el globo ocular es bastante más largo de lo normal, se puede producir además del desprendimiento de vítreo posterior, un desprendimiento de retina. No obstante con la introducción de las nuevas tecnologías de cirugía de cataratas la posibilidad de desprendimiento de retina ha disminuido considerablemente. A pesar de ello el paciente verá como este riesgo se recoge en el consentimiento informado y ante cualquier signo de pérdida de visión en el campo visual o destellos acuda inmediatamente al oftalmólogo para realizar una revisión del fondo retiniano.
  • Alteraciones pupilares: En los procedimientos en los que no se utiliza el Femtofaco y se realiza la fragmentación del cristalino mediante otros métodos, pueden producirse alteraciones en la pupila del paciente. Se puede dar en algunas ocasiones cuando se ha utilizado mucha potencia de ultrasonidos (cuando la catarata es muy dura) en la cirugía de cataratas tradicional que se observe la pupila del paciente fragmentada. El hecho de que se observe la pupila fragmentada dará lugar a que el paciente tenga fotosensibilidad necesitando gafas de protección solar.
    Adicionalmente conviene hablar de la aparición de catarata secundaria, su aparición no ha de ser tomada como una complicación sino como un proceso “normal” que se da aproximadamente en un 10 – 20 % de los pacientes operados.
  • Catarata secundaria: transcurrido un tiempo tras la operación, puede ser que el paciente note una sensación como que no ve del todo transparente. Dicho fenómeno se produce como consecuencia de la proliferación de células en la superficie de la cápsula posterior del cristalino. La posibilidad de opacificación capsular posterior es algo que el paciente firma en el consentimiento informado. El tratamiento de dicha complicación (capsulotomía), consiste en la aplicación del láser de Nd:YAG sobre la superficie posterior de la lente con el objetivo de que el paciente vuelva a ver transparente. No obstante actualmente, se han desarrollado numerosos avances en el diseño (bordes cuadrados) y en el material de las lentes intraoculares , por lo que la opacificación capsular posterior se ha reducido considerablemente.

Además aunque no se considera como una complicación, en algunas ocasiones puede ser que el resultado obtenido no sea el esperado y el paciente tenga algún error refractivo residual (siga teniendo dioptrías tras la operación). Tal como hemos descrito en un post anterior, existen algunas alternativas para corregir los errores refractivos residuales, como lente add-on (piggyback), retoque LASIK o explante de la lente intraocular.

Al igual que sucede cuando uno lee el consentimiento informado antes de la cirugía, tras leer la lista de peligros de la operación de cataratas que acabamos de enumerar uno puede sentir temor. Si se analiza la probabilidad de que se den los riesgos anteriores comprenderá que sus temores están en gran medida infundados. Escuche el análisis que hará su oftalmólogo para su caso particular y siga sus indicaciones. Para que esté más tranquilo dese cuenta que cada año hay unas 22 millones de operaciones de cataratas.

Ayúdanos y comparte este post:
 
 

2 pensamientos en “Riesgos y Peligros de la Operación de Cataratas

  1. Pablo

    Me hicieron cirugia de cataratas en el ojo derecho.. El cirujano dijo que algun medicamento que yo estaba usando para la presion arterial podia tener algun efecto.
    El resultado es que no puedo ver con definicion a distancia. He hablado con decenas de personas que ha tenido la operacion y ven perfectamente a distancia, solo usan un lente para leer lo que se considera normal.
    QUE PUDO HABER PASADO/

    1. nuevocristalino

      Estimado Pablo,

      Para corregir la graduación en una cirugía de catarata, es necesario hacer un cálculo muy preciso de la lente intraocular que se le va a implantar. Es importante realizar una biometría óptica antes de la cirugía, que es la que proporciona los datos necesarios para hacer el cálculo con precisión. Generalmente, si se hace de esta manera el resultado visual tras la cirugía es bueno, pero existen muchos factores que pueden provocar visión borrosa tras la cirugía. Hay que tener en cuenta que puede quedar una graduación residual tras la cirugía, aunque el cálculo se haya hecho bien, depende de la anatomía del paciente. Si es así, se puede valorar corregirlo mediante un laser en la cornea. También hay que descartar que no tenga ningún problema en la retina que le provoque una disminución de la agudeza visual. Si su cirujano le advirtió que el medicamento que está tomando puede haberle afectado, lo ideal es que hable con él y le pregunte más detenidamente su opinión con respecto a su resultado visual.

      Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *